LUG / NOTICIAS

Un punto para acabar el año (0-0)

El CD Lugo cierra el 2018 con un peleado empate ante el Sporting

22/12/2018 15:30

Los Lugo-Sporting se han convertido en una de las citas de la temporada. Por lo apasionante de los partidos, por los giros inesperados como el gol de Juan Carlos y por el ambiente con dos aficiones entregadas a favor de los suyos.

La pasión se transmite al campo y desde el pitido inicial los dos equipos plantearon un partido con un ritmo eléctrico, con muchas transiciones y entrega continua de sus jugadores. A los pocos minutos tuvo la primera ocasión el conjunto visitante, con un remate de cabeza de Babin que se estrello en el poste de la meta defendida por Juan Carlos. El Lugo no se achicó ante el envite y fue con todo hacia el área visitante. Con un potente disparo desde fuera del área puso un ex del Sporting, Juan Muñiz, el primer ¡uy! por parte de la afición local. Mariño tuvo que meter una buena mano para evitar el gol albivermello.

El combate de ida y vuelta dejó ocasiones para ambos bandos, aunque con el avance de los minutos el intercambio de golpes se fue aminorando con faltas e interrupciones por parte de ambos conjuntos que habían disputado más de media hora con un ritmo muy intenso. Antes de enfilar el camino de los vestuarios, los sportinguistas gozaron de una ocasión en los pies de Peybernes a la salida de una falta lateral, pero Juan Carlos logró hacerse con el balón en dos tiempos. Con el resultado inicial se llegó al descanso después de una primera mitad vistosa, pero sin goles.

La salida de los albivermellos tras el descanso fue fulgurante. En 15 minutos de gran juego dispusieron de ocasiones suficientes como para haberse puesto por delante en el marcador. La secuencia de oportunidades comenzó con un control de Cristian Herrera en la frontal, que tras acomodarse el balón enviaba el balón por encima de la meta defendida por Mariño. El meta gallego del Sporting se ponía el traje de héroe un minuto después, cuando salía victorioso de un mano a mano con Escriche. Y por último un centro de Juan Muñiz al segundo palo encontraba a Iriome como rematador, pero el golpeo del tinerfeño se iba al lateral de la red. Fueron unos minutos apabullantes de los locales que no encontraron premio en forma de gol.

Ante el dominio de los de Monteagudo, José Alberto daba entrada a Pablo Pérez para ganar presencia en el centro del campo. A partir de ese momento el Sporting comenzó a sufrir menos y buscar sus ocasiones. La más clara tuvo como respuesta la acción del partido: Carmona lanzaba una falta perfecta desde la frontal del área, pero Juan Carlos en un vuelo espectacular realizaba una de las paradas de la temporada. La ovación cerrada del Anxo Carro duró más de un minuto. Espectacular.

Ambos técnicos movieron los banquillos mientras el partido iba tomando, cada vez más, cara de empate a cero. Los dos equipos habían peleado, habían tenido ocasiones claras, pero la fortuna del gol les había dado la espalda. Los albivermellos buscaron con corazón en los últimos minutos cerrar el año con una victoria, pero finalmente tuvieron que conformarse con un punto que pudiera considerarse como justo por lo visto en el terreno de juego.

Con empate se cierra el 2018 del CD Lugo y para el 2019 la primera cita será un apasionante derbi en Riazor. Hasta entonces, la familia albivermella tendrá un pequeño descanso para celebrar estas fechas tan especiales con los suyos.