LUG / NOTICIAS

Real Oviedo 2-2 CD Lugo

Empate de oro conseguido en el último minuto de partido

Volver

15/08/2021 22:17

El Club Deportivo Lugo abría fuego en la temporada 21/22 ante el Real Oviedo, en el siempre espectacular Carlos Tartiere como escenario inmejorable. Rubén Albés disponía un primer once de campaña con Whalley en portería; Alende, Ros, Campabadal y Canella en defensa; Xavi Torres, Seoane y Hugo Rama en medular; con Ramos, Barreiro y Gerard Valentín en frente de ataque. Los albivermellos formaban ante un Real Oviedo sólido desde el arranque, con los Mossa, Costas, Obeng o Pierre como baluartes del equipo dirigido por el “Cuco” Ziganda. Arranque de temporada y de partido muy activo, con ambos conjuntos buscando atacar con firmeza los espacios disponibles a espaldas de las respectivas zagas, y con perfil incisivo en acercamientos rápidos y ordenados. Buenos minutos iniciales del CD Lugo, con mucha presencia en sala de máquinas, control en desarrollo de juego, y buenas llegadas por ambos costados. Minutos de igualdad y equilibrio entre dos rivales compactos que elegían el juego directo para encontrar sus opciones.

El trabajo de los albivermellos, sin embargo, no iba a encontrar premio en una primera mitad que, muy pronto, iba a tomar tono carballón. Un centro desde derecha al corazón del área, iba a caer en pies de Mossa tras el rechace de la zaga, para que el capitán batiese por bajo a Whalley. Primer tanto, primer jarro de agua fría para los visitantes, y preludio de un periodo complejo que se iba a complicar más. A renglón seguido, Obeng aprovechaba un nuevo envío aéreo para imponerse a la defensa amurallada, logrando así el segundo tanto de la tarde. Pese a las acometidas de los de Albés, con posible penalti a Ramos incluido, la efectividad lucense no encontraba su traslado al choque, y ambos equipos enfilaban vestuarios con desventaja para los gallegos en el marcador.

La segunda mitad continuaba con el guion previsto, con un CD Lugo voluntarioso y activo, aunque sin fortuna en metros finales. El bloque albivermello buscaba su oportunidad ante el entramado azul, con dificultades en zonas críticas. Albés movía el banquillo, dando entrada a Señé y Lebedenko, en busca de velocidad y conducción profunda para abrir brecha en la pertrechada organización rival. Buenas intervenciones de ambos que, sin embargo, no encontraban continuidad en un engranaje trabajador pero falto de acierto frente a meta rival.

El acto continuaba con dificultades para los albivermellos que, en el tramo final, ponían toda la carne en el asador, dando entrada a Pita, Joselu y Carrillo para tratar de armar la estructura final. Llegadas que crecían en cantidad y calidad, y el espíritu de un equipo que nunca se rindió, dieron como resultado el tanto de Carrillo a diez minutos para el final, al recoger un rechace de Femenías, alojando con potencia el esférico en la red visitante. Premio escaso para toda la reacción del equipo que, pese a las dificultades y al mal arranque, no desfalleció en su intento de rescatar puntos del feudo asturiano. Tal fue el impulso de los lucenses que, a dos minutos para el final, un claro penalti daba la oportunidad del empate al equipo de Albés. Joselu al lanzamiento, y efectividad total desde los once metros para lograr una igualada de justicia. Brega y talento para compensar en una segunda parte con los amurallados como justos propietarios. Primer punto de la temporada para comenzar desde la épica un nuevo curso.