1978-1992: DE CABEZA A LA GLORIA

Image

Tras muchos años entre 2ªB y 3ª División, el CD Lugo logra en 1992 el ascenso a 2ºA.

El Club Deportivo Lugo iniciaba en septiembre de 1978 la andadura en Segunda División B por primera vez en su historia bajo la dirección de José Manuel Tartilán. Fue una temporada muy convulsa, con varios cambios de entrenador, en la que el equipo no fue capaz de cogerle la medida a la categoría. Con un empate a un gol en la penúltima jornada ante el Palencia que dirigía Paco Gento, el Anxo Carro veía como se consumaba el descenso del equipo.

José García Pena, Presidente desde 1969, iniciaba la nueva temporada en el cargo pero en marzo de 1980 dejaba su lugar a José Illán. El equipo alcanzó la séptima plaza en su vuelta a la 3º división, ya con Manolín en el banquillo.

En la temporada siguiente, el Club albivermello se proclamaba por segunda vez Campeón del Grupo 1º de Tercera División, en dura competencia con el Arosa (curiosamente el mismo rival que en el anterior campeonato). Una victoria por 1-3 en Vigo ante el Celta Turista en la última jornada le dio el título a los de Manolín.

El rival en la primera eliminatoria por el ascenso (era necesario superar dos eliminatorias) fue la SD Ponferradina. En el partido de ida, disputado en la ciudad del Bierzo, los locales derrotaban por 2-1 a un CD Lugo que jugó desde el minuto 21 con un hombre menos. En la vuelta, con un Anxo Carro rozando el lleno, los albivermellos se adelantaron en el marcador pero la Deportiva, “jugando al contraataque” empató el partido y eliminó a los lucenses.

Entre el 81 y el 85 el CD Lugo rozó los lugares de promoción, con un tercero y tres cuartos puestos, pero no consiguió llegar a disputarla.

El 11 de mayo de 1986 el CD Lugo se proclamaba por tercera vez Campeón de 3ª División gracias a un gol de Geada que servía para derrotar al Flavia de Padrón. El rival en la primera eliminatoria de la promoción fue el CD Leganés. Un gran gol de Lucho de falta directa sirvió para que los de José Ramón Segura obtuvieran un magnífico empate a un gol, aunque como reconocía el técnico de los lucenses “hemos tenido la suerte que nos faltó otras veces”. En el partido de vuelta, los albivermellos se pusieron con dos goles de ventaja en el marcador pero el cuadro pepinero consiguió enjugar la ventaja. Un gol de Manel Díaz en el minuto 79 abría el camino de la segunda y decisiva eliminatoria.

Al igual que en 1967 el CD Lugo tendría que buscar el ascenso en Mallorca, en esta ocasión ante el Atlético Baleares. La ida se disputó en el Anxo Carro y los de Segura no dieron opción. Dos goles de Jaime sellaron la victoria por 2-0 de un CD Lugo “más práctico”. Con una gran actuación del meta Marsillas, el marcador no se movió en el partido de vuelta alcanzando el objetivo de volver a la Segunda División B.

A partir de ese momento, el Club Deportivo Lugo fue creciendo de forma paulatina. Del undécimo puesto de la 86-87, se pasó al noveno de la 87-88 y a dos quintos puestos consecutivos en la 88-89 y 89-90. El paso natural era clasificarse para una promoción y el equipo que dirigía Julio Díaz lo hizo en la 90-91 como segundo clasificado tras el Real Madrid Castilla (en aquellos momentos, Real Madrid B). Desgraciadamente en la promoción el equipo no pudo sumar ninguna victoria siendo último de un grupo en el que también militaban CP Mérida, Osasuna Promesas y FC Barcelona B.

El club seguía creciendo y en la temporada 1991-1992 volvió a alcanzar la segunda posición sólo superado por la UD Salamanca. Julio Díaz había conseguido, con no demasiados medios, armar un equipo muy fuerte que destacaba por la fortaleza decisiva. El sorteo de la promoción de ascenso situó a los albivermellos en el mismo grupo que Elche, Extremadura de Almendralejo y Sant Andreu. A priori, el Lugo era la cenicienta de un grupo en el que no tenía nada que perder. Tras la disputa de las cinco primeras jornadas todo estaba pendiente de decidirse en la última. El CD Lugo recibía en el Anxo Carro al Sant Andreu, mientras que el Extremadura recibía a un desahuciado Elche. Los de Julio Díaz necesitaban ganar su partido y esperar que los extremeños no ganaran en el Martínez Valero.

En una tarde de transistores y muchos nervios, los albivermellos se adelantaron en el marcador por mediación de Jorge cuando apenas habían transcurrido cinco minutos. Nada más comenzar la segunda mitad Rueda empató para el Sant Andreu. El gol dejó muy tocado al Lugo pero en un córner lanzado por Montoto el hoy delegado albivermello José Antonio Alvite remataba de cabeza al fondo de las mallas en lo que fue el gol más importante de la historia del CD Lugo al suponer el ascenso, por primera vez, a Segunda División.