LUG / NOTICIAS

Marcelo: “La mejor defensa es quedarse en casa por el bien del equipo”

Volver

16/03/2020 20:17

Marcelo Amado Djaló Taritolay llegaba por segunda vez al CD Lugo en el mercado veraniego de esta temporada. En las últimas jornadas se vislumbraba como un pilar fundamental en la defensa del equipo de Curro Torres, cuando de repente todo tuvo que parar en seco y llegó la suspensión del partido ante el Racing de Santander. “Esta situación es una sorpresa para todos, no solo como futbolistas o deportistas; como personas nunca vivimos algo similar y es muy llamativo”, explica Marcelo.

El central hispano-guineano lamenta que “el parón llegué en este momento de la temporada en el que llevábamos una dinámica positiva, pero lo primero es la salud y estar más unidos que nunca en algo que es una catástrofe mundial”.

Su día, al igual que el de sus compañeros, comienza por la mañana “con el plan específico de ejercicios” que los técnicos les han proporcionado. El ingenio se hace necesario para futbolistas que no tienen “las mansiones con gimnasio o sala de máquinas, como pueden tener los jugadores de los grandes clubs del mundo a los que vemos en las redes sociales cuando cuelgan sus entrenamientos”, comenta Djaló.

Sin embargo, asegura que “lo importante es seguir a rajatabla lo que nos han pedido y yo me arreglo con el salón de mi casa y el material que nos ha proporcionado el club para mantenerme en forma”.

Cuando termina su trabajo dedica tiempo a su mujer y a su hija que “es todavía pequeña y no se entera de nada de lo que pasa, pero sin poder salir a la calle tenemos que mantenerla ocupada en casa”. Además, mantiene contacto diario con su madre que está en Argentina, con la tranquilidad de que “allí, por suerte, están mejor y, aunque hay casos de coronavirus, no son tantos como en España”.

Marcelo reconoce que también pasa bastante rato al teléfono con sus compañeros “sobre todo con Leuko” y con su vecino Roberto Canella al que ve pasear al perro, al igual que él cuando tiene que sacar “por necesidad” a su golden retriever.

Ejercicio pautado por el club y “dieta de la nutricionista, para intentar que este parón se note lo menos posible”, confiesa el central. Por la tarde, “otra sesión de trabajo en el salón de casa” y después “pendiente de las noticias que van saliendo, porque vivimos en una incertidumbre muy grande de lo que va a pasar con la Liga o con la Selección, por ejemplo”.

Sin embargo, Marcelo es consciente de que “esto es una causa mayor y la mejor ‘defensa’ para frenar este virus es ser un equipo y quedarnos en casa”. Esa es la manera de “ayudarnos y cuidarnos, por el bien del ‘equipo’ que somos todos”.