Primer equipo

CD Lugo 0-0 UD Ibiza

Empate albivermello en el estreno de Joan Carrillo

El CD Lugo regresaba a casa con la misión innegociable de buscar los puntos ante un rival directo como la UD Ibiza. Primer partido en el banquillo de Joan Carrillo, y cambios en la formación, disponiendo un dibujo con dos medios, y una línea de tres en mediapunta, acompañando a Barreiro en el frente de ataque. Bloque de garantías para medir fuerzas ante el equipo dirigido por Lucas Alcaraz, con nombres como Nolito, Diop o Bogusz como elementos más destacados en un equipo de alta calificación. El encuentro entraba pronto en un intercambio de golpes a alta intensidad, con ambos conjuntos buscando el poder aéreo a centro cruzado como arma principal de llegada a meta contraria. En su primer acercamiento, Cuéllar protagonizaría una de las ocasiones más claras, con un franco derechazo que Fuzato salvaba con la intervención de la tarde. A renglón seguido, era Manu Barreiro quién amenazaba por el aire a la defensa visitante, en una llegada muy clara.

La primera parte se tornaba de color albivermello, con un protagonismo especial para Sebas Moyano, muy acertado durante toda la tarde en sus conducciones y llegadas a gol, y para Javi Avilés, un auténtico puñal por carril exterior en sus repetidos intentos de desborde y centro, constituyendo el arma principal de entrada de un CD Lugo que no cesaba en su misión de lograr el primer gol de la tarde. Una falta lanzada por Barreiro suponía el acercamiento más claro del equipo en el epílogo de un primer acto repartido en cuanto a los esfuerzos, pero de marcado mérito local.

La segunda parte continuaba con el guion marcado en su predecesora, y de nuevo Sebas Moyano se erigía en la figura de los hombres de Carrillo. Primero, con un gran disparo desviado por poco a la izquierda de Fuzato, y después, con un cabezazo bien dirigido que se estrellaba en la cruceta de la portería ibicenca. El conjunto local equilibraba esfuerzos con facilidad, cercenando las internadas de una UD Ibiza demasiado enfocada en las entradas de los laboriosos Kaxe y Ekain. Con Javi Avilés y Cuéllar buscando la internada por costados, el equipo mantenía la propuesta de llegada en pocos toques, sin desdeñar la construcción medida desde propio campo.

El final del encuentro traería la entrada de refuerzos como Baena, Pantic, Carbó o el debutante Andoni, en un trabajo extenuante en todos los aspectos por conseguir el merecido gol de la victoria. En una segunda parte más encorsetada en lo táctico y lo posicional, el CD Lugo reducía su ratio de llegadas al tiempo que aumentaba la calidad de las mismas. Baena y Moyano gozaban de sendas llegadas claras sin suerte en la definición, y al borde de la conclusión, Señé remataba a centro cruzado sin la fortuna necesaria, con un testarazo centrado que atrapaba el meta. Escaso premio para un trabajo importante realizado por el equipo que se traduce en un punto para seguir peleando.

Image