Skip to main content
Primer equipo

CD Lugo 1-0 Real Sociedad B

Victoria en el Anxo Carro

Dep. Comunicación CD Lugo

El CD Lugo regresaba al Anxo Carro con la misión de conseguir los puntos en juego frente a la Real Sociedad B, en un choque clave para el devenir del equipo albivermello. Repetía once titular Paulo Alves, con la salvedad de Castrín en lugar de Morgado, y plantaba sobre el verde un equipo de garantías para competir frente a un filial txuri urdin que llegaba a tierras lucenses con ambición de victoria. Primeros minutos de tanteo, con un equipo que exhibió en todo momento la templanza y calidad en los procesos que ya se atisbaran en el pasado encuentro de liga. Equilibrio, seguridad con balón, y agresividad en la recuperación, formaban parte de la carta de presentación de un equipo que se acercaba a meta rival con claridad y precisión. Quintana gozaba de la primera ocasión clara del encuentro para los locales, y enfrente era Fiabema quién lideraba las acometidas donostiarras, en un intercambio de golpes ágil y vistoso.

El equipo amurallado continuaba cercando al rival sobre campo propio, aprovechando la velocidad de Aranda y Antoñín, principales argumentos en el desborde y el duelo individual. Los de Alves seguían insistiendo y llegando con claridad hasta que, sobre el ecuador del primer acto, Antoñín rompía la línea defensiva rival, sirviendo a continuación un gran balón para el remate certero de Willy que colocaba el uno a cero en el marcador. Premio para quién más puso sobre el césped, y tanto merecido para un equipo que impuso su ley en la disputa. A partir de ahí, duelo equilibrado, con peligro visitante sobre todo a balón parado, pero bien defendido en todo momento por los lucenses. Una gran incorporación de Alberto a punto estaba de cristalizar en el segundo de la tarde, pero la zaga rival evitaba que los locales doblasen su ventaja.

El inicio de la segunda parte seguía siendo esperanzador para un CD Lugo que gozaba de dos ocasiones claras a través de Willy Ledesma, aunque sin fortuna en la resolución final. El equipo, reforzado por el trabajo realizado hasta el momento continuaba gozando de acercamientos claros a través de Aranda y Quintana, muy activos en conducción interior y ruptura a los espacios para liderar al equipo en ataque. Precisamente, sería Quintana quién gozaría de una clarísima ocasión, en la que lograría driblar al meta en su salida, aunque sin claridad en la resolución con todo a favor.

El encuentro crecía en velocidad y en intercambio de golpes, y Paulo Alves movía el banquillo dando entrada a Sabit, Javi Vázquez y Antonetti para reforzar la propuesta de un bloque valiente y resistente frente a las acometidas rivales. Los albivermellos equilibraban trabajo defensivo con gran desempeño arriba, buscando el ataque a los espacios por costados como principal argumento de entrada en el ordenado esquema rival. Johaneko y Narro sumaban esfuerzos en un duelo intenso hasta el último minuto, y que en su parte final obligaba a los locales a una gran eficacia táctica y posicional. El trabajo del equipo daría por fin su fruto con el pitido final, y los correspondientes y merecidos tres puntos.

Image