Skip to main content
Primer equipo

Real Sociedad B 1-1 CD Lugo

Empate de valor en Zubieta

Dpto. Comunicación CD Lugo

Segunda visita fuera de casa para el CD Lugo en lo que llevamos de temporada, y duelo de alto nivel frente a uno de los mejores rivales del grupo, la Real Sociedad B. El equipo de Munitis llegaba a Zubieta con el objetivo de lograr los puntos en juego, y lo hacía con una estructura de continuidad respecto a lo visto en el último choque liguero. El preparador cántabro ordenaba un once con mismos protagonistas, a excepción de la entrada de Antoñín, que suplía la baja de Quintana en la tarde de hoy. Duelo intenso desde el inicio, frente a un filial txuri-urdin que contaba con importantes valores de base como Goti, Azkune o Fiabema en el equipo inicial. El encuentro arrancaba con ritmo alto de juego, y circulación rápida entre territorios, con un CD Lugo muy sólido atrás, solidario en el esfuerzo de coberturas y trabajo en área medular, y voluntarioso en las acometidas  ofensivas, focalizadas en gran parte en  las tentativas al espacio de Fuentes y Antoñín, una amenaza constante para la zaga local.

La primera mitad repartía iniciativa y estilo, con los donostiarras tratando de monopolizar el manejo del esférico, y los amurallados en busca de sus opciones bien buscadas desde el rigor posicional, y la contundencia en las disputas y segundas jugadas. El paso de los minutos favorecía la presión alta de los visitantes, que trataban de anular la acumulación de efectivos local en salida desde propio campo. Tabuaço resolvía con maestría un mano a mano claro a favor del conjunto vasco, y enfrente, Torrado ponía a prueba al meta rival con un duro disparo desde costado derecho. Dos ocasiones muy claras que representaban la diferenciación de propuestas que trataban de imponerse sobre el verde de Zubieta. Lamentablemente para los intereses albivermellos, sería una acción a balón parado la que adelantaría a los donostiarras, merced a un remate de Azkune tras saque de esquina, que la zaga local no pudo abortar. Con desventaja en el marcador llegaba el descanso en un choque disputado hasta el milímetro.

La segunda mitad arrancaba con cambio en el conjunto visitante. Aranda hacía su ingreso en el verde, y el equipo de Munitis sumaba más pólvora en ataque. Los albivermellos seguían ocupando progresivamente partes avanzadas del campo en busca de sus oportunidades. Duelo muy igualado entre dos conjuntos que no rendían armas y que seguían aumentando su capacidad de llegada con el paso de los minutos. El CD Lugo se mostraba ambicioso, volcaba esfuerzos por ambos costados, y apuraba sus opciones en ocasiones surgidas de combinaciones veloces y en pocos toques. Antonetti entraba en juego, y Munitis decidía sumar un punta de refresco con el juego directo en la mira de combate.

El tramo final del choque traería numerosas ocasiones en ambos bandos. La Real Sociedad B trataba de penetrar en la ordenada zaga lucense a través de carriles interiores, o buscando el gol con lanzamientos lejanos bien solventados por un Tabuaço imperial. Frente a esto, la garra y el pundonor de un equipo que no dejó de creer hasta el final. Sería Antoñín quién, en la enésima llegada del equipo, aprovecharía un envío sobre el área para remachar de cabeza con oficio el gol de la igualada. De ahí al final, ambición y hambre en busca de una victoria que terminaría por no pertenecer a nadie al término de los noventa minutos. Punto de casta y de honra para un equipo que sigue creciendo.

Image