Skip to main content
Primer equipo

CD Lugo 0-0 CD Mirandés

Empate a cero en el Anxo Carro

El CD Lugo repetía escenario en la jornada de hoy, regresando al Anxo Carro en el choque frente al CD Mirandés. El equipo de Hernán enfrentaba fuerzas ante un rival directo en la pelea por la escalada de posiciones, y lo hacía continuando con la estructura vista en el último compromiso, con la excepción de la entrada de El Hacen por el lesionado Barreiro. Once de garantías para la contienda frente a un cuadro rojillo repleto de talento y juventud, aunque acuciado por la situación clasificatoria. Hombres como Salinas, Navas, o Serrano, abanderaban la propuesta burgalesa. Primeros minutos de toma de contacto entre ambos contendientes, con el CD Lugo ejerciendo el mando del encuentro en cuanto a iniciativa y ritmo de juego, con buenos envíos hacia posiciones avanzadas, y conquista de la disputa en segundas jugadas. Enfrente, un rival veloz en la combinación, aunque muy condicionado por la propuesta local en el desarrollo del encuentro.

Los hombres de Hernán Pérez ganaban metros a través del ataque a los espacios rivales, con buenas alternativas por fuera con Cuéllar y Zé Ricardo, y una sólida línea de apoyos interiores, gracias a la referencia de Sebas, Señé y Hacen en combinación por carril interno. Precisamente, una entrada veloz del mauritano iba a provocar el derribo de Alfonso Herrero, señalado inicialmente como penalti, y después rectificado por el VAR tras consulta del colegiado. Minutos intensos de juego, con el CD Lugo portando el protagonismo de juego, obligando al rival a un eficaz esfuerzo defensivo, especialmente en lo relativo al juego aéreo. Al filo del descanso, un buen envío de Cuéllar era recepcionado por Ramos en el interior del área, y éste cedía para el remate de Torres, que no encontraba el gol por muy poco. Grandes sensaciones a la conclusión del periodo, y las espadas en todo lo alto para la reanudación.

La segunda mitad del duelo continuaba con el plan previsto y desarrollado. El CD Lugo mantenía el peligro generado por bandas, y acumulaba buen número de efectivos en zonas críticas de remate. Se rearmaban los locales con Ces Cotos y Baena en los costados, y seguían buscando la conquista de metros a través de la presencia en campo rival. El choque entraba entonces en una disputa controlada por la influencia en los espacios, con importancia para el rigor posicional y táctico, y con ambos bloques tratando de aprovechar la amplitud de campo.

Con la llegada del último cuarto, Hernán movía de nuevo el banquillo y daba entrada a Carbó y Clavería para reforzar un centro del campo muy exigido. El equipo adelantaba líneas y echaba toda la carne en el asador en busca de la victoria. Un triunfo que parecía llegar con el golazo de Chris Ramos, de magnífico remate de cabeza a pase de Clavería, anulado finalmente por mano, a juicio del colegiado. Nuevo revés circunstancial en una decisión discutida por el público amurallado, pero que no restaría un ápice de ambición a un equipo que no se rendiría en la búsqueda de tres puntos más que merecidos. Trabajo y méritos contraídos que, sin embargo, no contarían con la dosis de fortuna necesaria al término de los noventa minutos. Un nuevo punto para el casillero, otra vez portería blindada, y sensaciones inmejorables para encarar el choque en Éibar de la próxima jornada.

Image