Skip to main content
Primer equipo

CD Lugo 2-0 CD Tenerife

Victoria de categoría en el Anxo Carro

El Club Deportivo Lugo regresaba al Anxo Carro con la misión de comenzar la segunda vuelta de campeonato de la mejor manera posible. Para la misión, Mehdi Nafti escogía un once de garantías formado por Cantero; Canella, Campabadal, Marcelo y Venancio en zaga; Juanpe y Seoane en eje medular, Rama y Chris Ramos en costados, y ataque para Herrera y Barreiro. Un bloque compacto y dinámico para medir fuerzas con un CD Tenerife que contaba en su once con hombres como Fran Sol, Moore o Appeh, como primeras espadas. Duelo en la parte templada de la clasificación, pero con ritmo e intensidad de choque trascendente en un arranque eléctrico. Minutos de disputa y recorrido a lo largo del verde lucense, con ambos bloques buscando sus opciones en un partido pleno de velocidad y ataques a balón largo sobre la espalda de las zagas. En los locales, Chris Ramos y Manu Barreiro ejercían de referencias para un ataque albivermello activo y esforzado en la ruptura.

Los minutos transcurrían bajo los focos del Anxo Carro, y la dinámica de juego favorecía a los de Nafti, más verticales y contundentes en cada acción disputada. Fruto de la intensidad aplicada por los locales llegaba el primer gol de la tarde, obra de Cristian Herrera, quien remataba la combinación diseñada por banda, colocando un medido remate de derechas en las mallas de un vencido Dani Hernández. Premio merecido para el equipo amurallado, que aprovechaba sus ocasiones con suficiencia, mostrando mayor empaque que el rival en los momentos clave. Con el pitido del árbitro, ambos conjuntos enfilaban vestuarios a la espera de la reanudación del choque.

La vuelta de la caseta traía sensaciones positivas para un CD Lugo que no levantaba el pie del acelerador. Los de Nafti querían asegurar su victoria y ponían toda la carne en el asador repitiendo esfuerzos en busca del gol. Así, sería Hugo Rama quien, en un lanzamiento de falta desde la prolongación del área, colocaba un balón envenenado en el punto de penalti que terminaba por colarse en la meta chicharrera ante la impotencia del meta visitante. Doble ventaja para los locales, y el partido que se ponía de cara para un CD Lugo que mostraba su cara más solvente del 2021.

El encuentro maduraba, y Nafti daba entrada a hombres de refresco. Carrillo, Hacen, Pita, Iriome y Puma Rodríguez hacían su ingreso en busca de oxígeno para el bloque. El conjunto amurallado aplicaba entonces todo su oficio y, sin perder de vista la meta rival, cerraba a cal y canto su área, haciendo inútiles los esfuerzos contrarios por acercar opciones. El choque seguía intenso, aunque el desgaste se hacía notar en ambos bandos, y los últimos minutos ofrecían el duelo entre un CD Lugo controlador y solvente, y un CD Tenerife incapaz de resolver el enigma albivermello. Con el pitido final, los tres puntos se quedaban en casa con todo merecimiento.

Image