Skip to main content
Primer equipo

CD Mirandés 0-0 CD Lugo

Empate en Anduva

Tarde de futbol en el Municipal de Anduva con el CD Lugo en busca de puntos importantes en un duelo entre competidores directos en la tabla clasificatoria. Los de Nafti acudían al feudo rojillo con numerosas bajas en la expedición, pero con el mismo espíritu bregador de siempre, enfocado hacia la consecución de tres puntos de oro. El conjunto amurallado saltaba con novedades importantes en el once, con un conjunto sustentado en línea medular por Juanpe, Hacen, Torres y Hugo Rama, mostrando en vanguardia a la pareja Ramos-Carrillo. Un bloque sólido con el que medir esfuerzos ante un CD Mirandés siempre combativo y trabajador, que iba a igualar en alta intensidad a los de Nafti desde el primer minuto.

El primer acto tuvo un desarrollo veloz, dinámico por las dos partes, con sendos bloques tratando de avanzar metros en pocos toques. El CD Lugo mostraba toda su capacidad defensiva para cortar los envíos por carril interior de los rojillos, y salía veloz en conducciones incisivas sobre la carrera de Hacen y Rama, las referencias con balón por dentro. Buenos minutos de los visitantes, con varios acercamientos en botas de Ramos y Carrillo, bien abortados por el meta local, con mucha seguridad en todas sus intervenciones. Partido vibrante hasta el pitido que indicaba el descanso, aunque sin tentativas claras sobre los respectivos marcos. La disputa por el control de la parcela media condicionó el duelo en los primeros cuarenta y cinco minutos.

La segunda parte traía más ritmo y más intensidad para el choque por parte de ambos bandos. El CD Mirandés acumulaba tres llegadas claras sobre la meta de Cantero, y acercaba posiciones en centros cruzados y disparos de media distancia, bien defendidos por la zaga visitante. Los de Nafti se mostraban firmes en su planteamiento, rigurosos en el plano táctico, y solventes ante los ataques de un rival dinámico y directo. A las llegadas locales, los lucenses respondían con envíos sobre la posición de Chris Ramos, el más incisivo en el ataque a los espacios, y que probaba, en una de sus opciones, los reflejos de un Raúl incontestable hasta el momento.

El choque se dirigía hacia un final apretado, en tónica con lo visto hasta ese punto, con un CD Lugo que trataba de imponer su mayor criterio con balón, aunque sin suerte en metros finales. La pugna se trasladaba a las áreas, y el desgaste comenzaba a aparecer en ambos bloques. Los rojillos no levantaban el pie del acelerador, y su ritmo de búsqueda de balón filtrado a los costados seguía poniendo a prueba la fiabilidad del sistema defensivo albivermello. Con buenas dosis de oficio, trabajo y despliegue físico, los lucenses lograban hacerse con un punto de mérito en un duelo complejo y exigente, bajo el intenso frío burgalés.

Image