Skip to main content
Otras

Entrevista a Jon García

El defensa central diestro Jon García procede del Bilbao Athletic, donde se formó en Segunda B entre 2011 y 2014. Campeón de la Copa de Campeones juvenil con el Athletic en 2010, junto con Álvaro Peña.

El defensa central diestro Jon García procede del Bilbao Athletic, donde se formó en Segunda B entre 2011 y 2014. Campeón de la Copa de Campeones juvenil con el Athletic en 2010, junto con Álvaro Peña.

¿Qué te decidió a fichar por el Club Deportivo Lugo S.A.D.?

En verano me quedé libre y volví a retomar las conversaciones de enero. Empezamos a hablar mis agentes y yo con el club. Me dieron confianza.

¿En qué medida influyó Álvaro Peña, ex compañero tuyo en el Bilbao Athletic, en la decisión final?

Le estuve preguntando qué tal el equipo, qué tal el vestuario. Todo lo que me dijo fue bueno.

¿Cómo te describirías como defensa central derecho?

Soy un defensa porque lo primero que tiene que hacer un defensa es defender. Me gusta el trato con el balón. Me considero agresivo, rápido al corte y concentrado.

¿Cuáles son las facetas que, todavía siendo tan joven, crees que debes mejorar?

Todavía en algunas jugadas igual noto que tengo muy poca experiencia en Segunda. Hay jugadas en las que noto que soy impulsivo o demasiadas ganas de querer demostrar. Debería estar más tranquilo.

¿En cuáles concretamente?

En jugadas que vas a apretar al delantero muy ciego y muy fuerte. Aquí, hay gente muy experimentada y usa el cuerpo. Son mucho más veteranos.

Hay un compañero con el que compartes demarcación, que es Lolo Pavón. ¿Qué destacarías de Lolo?

Me gusta. Tiene buena salida de balón, es rápido, va muy bien de cabeza. La experiencia que tiene en Segunda ya lo dice todo.

Compartes equipo con dos centrales izquierdos, Víctor Marco y Borja Gómez. ¿Cómo describirías a Víctor?

Un jugador que le gusta la salida de balón, toma buenas decisiones, nunca se equivoca, es ordenado y tiene mucha experiencia también.

¿Y a Borja?

Más de lo mismo. Ha jugado en Primera y se nota. Tiene muchísima experiencia, como los otros dos. Técnicamente es bueno, va bien de cabeza y es agresivo.

¿Cuál es el defensa central derecho en el que siempre te fijaste desde crío?

Siempre me ha gustado Carles Puyol y, cuando empecé a ver más fútbol europeo, me gustó mucho Hummels, del Borussia Dortmund.

¿Por qué?

Puyol es más agresivo que Hummels. Puyol es un ejemplo. Siempre que no jugaba, el Barça lo notaba. Era el que ponía el orden, la experiencia, el carácter tanto dentro como fuera del campo. Hummels es un jugador que me encanta con el balón. Tiene muy, muy, muy buena salida de balón.

Tú te formaste en Lezama, en la cantera de uno de los equipos más importantes de España, como es el Athletic Club. ¿Cómo valoras tu paso por Lezama y qué significa para un canterano como tú, un "cachorro" que además es bilbaíno, haberte formado allí?

Lo único que tengo son palabras de agradecimiento porque tanto desde el primer año al último allí me han enseñado a crecer como persona y como jugador. He tenido muchos compañeros y todos ellos han sido personas muy buenas. Los entrenadores, más de lo mismo. Los entrenadores te enseñan. Lo primero que te inculcan es el valor de la persona, a madurar como persona. Si maduras como persona vas a madurar dentro del campo y se va a notar. Todo lo que tengo que decir es bueno. Estoy muy agradecido a Lezama.

Entrenaste con el primer equipo del Athletic a las órdenes de Marcelo Bielsa y Ernesto Valverde. ¿Cómo surgió esa primera llamada? La primera temporada que entrenas, en la campaña 2011/2012, el Athletic llega a las finales de Europa League y Copa del Rey. ¿Cómo recibiste la noticia y cómo fue tu primer entreno?

Se lo comunicaron a Cuco Ziganda, entrenador del Bilbao Athletic. "Coge, sube arriba", me dijo. Cuando uno está en el filial siempre sueña con jugar y entrenar con el primer equipo. Recibí la noticia con mucha alegría. "Yo voy a entrenar con el primer equipo", me dije. Eso sí, sabiendo que tengo que ser el mismo tanto con el Bilbao Athletic como en el Athletic Club. El primer entreno fueron unos partidillos cortos y unas acciones de pase. Todo el mundo sueña con eso.

¿Cómo es Marcelo Bielsa en la distancia corta?

Es un tipo peculiar con los jugadores. Él hace su trabajo. No se distrae. Un tipo muy serio, muy exigente y muy, muy, muy peculiar, muy suyo.

¿Y Valverde?

Las únicas palabras que me dijo me pareció un entrenador muy cercano. Viendo jugar al primer equipo se ve que es muy buen entrenador. Le gusta mucho tocar el balón y la presión.

En 2010, ganas la Copa del Rey juvenil al Real Madrid (2-0) marcando Álvaro Peña el primer gol. Compartes equipo con Aurtenetxe y Ramalho, entre otros, ante el Madrid de Dani Carvajal, Sarabia o el ex del C.D. Lugo Fran Sol. Álvaro anota el primer gol a los quince minutos. ¿Qué recuerdos tienes de ese título? Además, en 2009 perdéis la final frente al Barça.

Desafortunadamente, no pude jugar todo lo que quise en la final. En semifinales tuve una lesión. Hablé con el míster y los dos valoramos que lo peor para el equipo era que yo jugase todo el partido porque no estaba en condiciones. En el partido, jugué los últimos cinco minutos. Íbamos con el resultado a favor y quedaban cinco minutos. Estaba muy contento con haber jugado esos cinco minutos. Cuando el árbitro pitó el final fue increíble, una alegría inmensa. Además, el año anterior lo habíamos tenido en la mano y se nos escapó en el último momento. La verdad es que muy contento.

Entre 2011 y 2014 disputas tres temporadas en Segunda B con el Bilbao Athletic. Compites en 69 partidos, 60 como titular. Marcas cuatro goles, dos en cada una de las dos últimas campañas. En 2013 superáis una eliminatoria por el ascenso, pero os elimina el Huracán Valencia. ¿Cómo valoras esta etapa formativa cercana al nivel profesional?

Cada año hemos ido a más tanto yo como mis compañeros. El primer año quedamos fuera del playoff. Aún así, teníamos un gran equipo con grandes jugadores y personas. Cuando jugamos playoff, la gente decía a ver qué tal el Bilbao Athletic y la temporada iba poco a poco. Cuando vimos que teníamos opciones, todos fuimos conscientes que teníamos que dar el máximo. En el playoff, tuvimos esa "cosita" de querer ir eliminatoria a eliminatoria. El equipo estuvo ese año de diez. No tenemos que sentir tristeza, salvo por la eliminación.

¿Qué futbolista del Athletic te impresionó más entrenar con él?

Yo había coincidido en juveniles con Iker (Muniain). Ya se veía que iba un nivel o dos por encima. Iba bastante sobrado. Cuando ya tenía la dinámica del primer equipo, se le veía mucho más, mucho más hecho, mucho más jugador. Te sorprenden todos. Ahí, hasta el menos técnico es muy bueno.

¿Con qué futbolistas del primer equipo entablaste más afinidad?

Te acercas a los más jóvenes, a los de tu edad. Pues con Ibai Gómez, Jon Aurtenetxe y Jonás Ramalho. A los veteranos no los conoces y con los más jóvenes has coincidido. Pasa en todos los equipos igual.

¿Cuál fue el delantero rival que más te dificultó competir contra él o defenderlo en tu etapa en las categorías inferiores del Athletic Club o incluso en el partido de la segunda ronda de la Copa del Rey contra la Agrupación Deportiva Alcorcón?

En Copa del Rey juvenil, jugamos contra el Barça en 2009 cuando perdimos. El año siguiente, contra el Valencia. En el Barça ya sabemos que tienen muy buenos jugadores tanto en la cantera como en el primer equipo. En el Valencia me impresionó mucho Paco Alcácer, era al delantero al que cubríamos nosotros, e Isco en la mediapunta. Esos dos hacían virguerías con el balón. Daba igual que les hicieses un marcaje al hombre, que estuvieses todo el partido concentrado y serio. Se veía que esos jugadores tenían algo más. Estos dos son los dos jugadores más difíciles a los que me he enfrentado.

Compartes entrenamientos con canteranos como los porteros Manu Cedrón y Pablo Cacharrón y el delantero Dani Pedrosa, convocado en las dos primeras jornada de la Liga Adelante y que participó en la victoria sobre la Agrupación Deportiva Alcorcón. ¿Cómo describirías a los tres en concreto?

Estos chavales están trabajando muy bien. Me parecen muy buenos jugadores. Son muy buenos compañeros. Nosotros les intentamos dar cariño y agruparles porque somos también jóvenes. Poco a poco se irán haciendo un hueco ahora o en un futuro.

Por último, ¿qué imagen te gustaría transmitir como deportista a la afición del C.D. Lugo? Más allá de lo que se aprecia viéndote jugar como futbolista rápido, con buen salto y buena salida de balón. En el sentido del trabajo y el comportamiento.

Mis padres y, sobre todo, mi padre, que es quien más vinculado ha estado al fútbol, me han aconsejado que la humildad es imprescindible junto al trabajo  y el sacrificio. Aquí venimos a trabajar día a día. Me considero bastante maduro para distinguir ciertos comportamientos dentro y fuera del campo.

 

Image