Skip to main content

Entrevista a Juanjo

Juanjo acumula noventa goles en Segunda B. Allá por donde ha ido ha demostrado su capacidad realizadora y su virtud en el juego asociativo y de espaldas. Formado en el Atlético. Héroe en el ascenso del Guadalajara a Segunda en 2011. Elogia a su actual afi

Juanjo acumula noventa goles en Segunda B. Allá por donde ha ido ha demostrado su capacidad realizadora y su virtud en el juego asociativo y de espaldas. Formado en el Atlético. Héroe en el ascenso del Guadalajara a Segunda en 2011. Elogia a su actual afición.

Hoy día y hasta el momento, ¿qué significa para ti el Club Deportivo Lugo?

Estoy agradecido al club por darme la oportunidad de continuar jugando en Segunda División. Es un club que está bastante estabilizado, con un ambiente bastante familiar. A nivel deportivo, es cierto que no estoy jugando mucho, pero sí estoy a gusto en el vestuario. Hay buenos compañeros.

¿Cómo surgió el interés del Club Deportivo Lugo en verano, cómo fue tu primera reacción ante la primera llamada y por qué decidiste venir a esta entidad?

Yo en principio tenía dos años de contrato con el Guadalajara. Debido al descenso administrativo del club quedé libre. Me llamó Carlos (Mouriz). Lo primero que hice fue hablar con compañeros que habían estado aquí otros años como, por ejemplo, Escalona, Quero o Aitor. Todos me hablaron muy bien del club a todos los niveles y, sobre todo, del trato recibido.

¿Cuáles crees que son tus puntos fuertes y cuáles son las facetas que crees que debes mejorar?

Lo que más me gusta es jugar de delantero centro, jugar de espaldas a la portería, apoyarme en los compañeros para posteriormente ir al remate. Eso es lo que más puedo destacar de mí. ¿Cuestiones a mejorar? Muchas. Una de las que siempre me digo que tengo que hacer es no buscar tanto los desmarques en apoyo y más los desmarques en profundidad. Hay que variar los movimientos como delantero.

Hay una serie de compañeros con los que compartes demarcación. ¿Qué destacarías de Enzo Rennella y Fran Sandaza?

De Enzo, sobre todo, la flexibilidad que tiene en su cuerpo para llegar a los balones, para cubrir el balón y le da muchas opciones también en el remate. Es un jugador que tiene muchísima calidad. Fran Sandaza es un jugador completamente distinto porque es un futbolista que basa su potencial en la fuerza, tiene mucha potencia y probablemente un jugador que le venga muy bien, sobre todo, a equipos que van al espacio porque puede aprovechar también su cuerpo para pelear con los defensas.

¿Cuál es el jugador en el que siempre te fijaste que jugase o esté jugando en una demarcación similar a la tuya?

Cuando era pequeñito me gustaba mucho Laudrup. No era delantero, delantero. Me gustaba lo bien que regateaba y la visión de juego que tenía. Actualmente, los mejores delanteros son los que habla todo el mundo: Cristiano Ronaldo y Messi. También Ibrahimovic podría estar entre los mejores.

En el mercado de invierno pasado fichas por el Guadalajara en tu segunda etapa en el conjunto alcarreño. ¿Qué valoración haces de tu segunda temporada en Segunda División, ambas consecutivas, y qué diferencias encuentras respecto a la Segunda B en la que debutaste con el Atlético de Madrid B en 2001?

La principal diferencia es el ritmo de juego. En Segunda hay un mayor ritmo de juego. El ritmo se coge con los entrenamientos. Entiendo que muchos jugadores de Segunda B pueden jugar perfectamente en Segunda simplemente adquiriendo el ritmo de juego. También es verdad que hay jugadores de mucha calidad, probablemente con más calidad que en Segunda B.

¿Encuentras diferencias reseñables respecto a la Segunda División de la temporada pasada?

De un año para otro es difícil es ver muchos cambios porque ya el año pasado se iba viendo mucha igualdad. Hace dos temporadas recuerdo que cuando subieron el Deportivo, Celta y Valladolid estaban por encima de los demás. Estos dos últimos años, a excepción del Elche y a lo mejor el Deportivo, la competición está muy igualada. Esto es atractivo para los equipos con menor presupuesto.

Con varios canteranos compartes entrenamientos, competiste en amistosos e incluso disputaste junto a tres juveniles un partido oficial (tercera ronda de la Copa del Rey frente al Recreativo en el Nuevo Colombino el pasado octubre) con Keko y tú mismo de titulares. ¿Qué mensaje les enviarías? ¿En qué aspectos crees que destacan los canteranos del Club Deportivo Lugo?

Algún consejo que se les puede dar es que estén centrados en el fútbol. Es una edad complicada porque es difícil estar centrando en un tema. Se tienen que dar cuenta que tienen una oportunidad de meterse de lleno en el fútbol profesional, lo cual es muy difícil hoy en día porque hay muchísimos jugadores y mucha competitividad. Que tengan ilusión por el fútbol.

Un futbolista, especialmente, entrena en ocasiones con el primer equipo y es delantero al igual que tú. Estoy hablando del juvenil Dani Pedrosa.

La impresión que tengo de Dani Pedrosa es que es un chico rápido, físicamente está bien dotado y también tiene calidad.

¿Qué imagen te gustaría transmitir como deportista a la afición del Club Deportivo Lugo? Más allá de lo que se aprecia viéndote jugar. En el sentido del trabajo y el comportamiento.

Lo más importante es el compromiso, el compromiso que adquieres con el club cuando firmas un contrato. Tienes que llevarlo a cabo hasta el 30 de junio. Lo que no me gustaría es que se llevaran la impresión contraria: la imagen de un jugador que está con desidia o dejadez. Es importante que la afición vea que, se gane o se pierda, los jugadores que forman parte del club son futbolistas que tienen compromiso con el club y están por la labor.

¿Cómo fueron tus inicios en el fútbol y cómo surge tu decisión de avanzar hacia profesionales?

Los primeros recuerdos son en mi pueblo, Calamonte. Como federado, con nueve años en benjamines. En aquella época el fútbol ya lo era todo. Nada más que pensaba en fútbol a todas horas. A todas horas como un loco. Luego, en cuanto a fútbol base estuve hasta los quince años en el Imperio de Mérida y después a esa edad me fui ya al Mérida cuando di el paso a Tercera División después de juvenil. Era el equipo en el estaba cuando firmé con el Atlético de Madrid B, en Segunda B.

Vamos a repasar tu carrera y tus recuerdos en cada equipo. Entre 2001 y 2003 estás en el Atlético de Madrid B. Es tu debut en Segunda B, categoría en la que compites once temporadas y media marcando 90 goles hasta que a comienzos de 2013 das el salto a Segunda. El primer año juegas 9  partidos, 4 de titular y 1 gol. Ya en el segundo, juegas 31 partidos, 27 de titular y 2 goles.

Era mi debut en Segunda B. Me costó mucho la adaptación a Madrid, salir de mi casa por primera vez. Había bastante competencia. Más que temporadas buenas futbolísticamente, fueron más de cara a la experiencia. Aprendí muchas cosas. Me valió para el futuro.

¿Cómo vives como futbolista que jugó en el filial atlético el éxito actual del primer equipo? ¿Lo vives con cariño o equidistancia?

No soy un seguidor del Atlético, pero siempre me alegro de los éxitos, de los triunfos del  Atlético Madrid porque estuve dos años en el filial y pasé buenas épocas allí.

Temporada 2003/04 en el Alcorcón. 30 partidos, 15 de titular y 5 goles. Sigues subiendo en cuanto a importancia y capacidad goleadora.

Fue una temporada ya distinta. Te encuentras a gente más veterana. Sigues aprendiendo. Nuestro objetivo era la permanencia y lo conseguimos con solvencia. Guardo buen recuerdo.

En la temporada 2004/05 vuelves a casa en el Díter Zafra. 34 partidos, 29 de titular y 6 goles.

Fue una de las mejores temporadas que recuerdo. El entrenador me dio mucha confianza. Además, estaba en Extremadura, cerca de mi casa. Eso me hizo sentirme más a gusto, estar más metido con mi gente y eso me ayudó.

Temporada 2005/06 en el Jaén. 31 partidos, 20 de titular y 4 goles.

Fue una temporada en la que tuvimos dos entrenadores. La primera parte sí jugué bastante. En la segunda jugué menos. En los partidos que salía era de reserva. No fue una gran temporada. Siempre he aprendido en los sitios en los que he estado.

Temporada 2006/07 en el Lanzarote. 36 partidos, todos de titular y 14 goles, tu cifra más goleadora hasta competir con el Guadalajara en la campaña 2010/2011.

Fue una temporada especial, tanto a nivel personal como deportivo. En la isla estuve muy bien, hay un ritmo de vida muy tranquilo y estuve muy a gusto. A nivel deportivo, también me encontré muy bien. Como dices tú, el año que más goles metí. Acabé el año muy contento. Tenía contrato, pero el Mazarrón me ofreció un contrato mejor. Me tuve que ir. Hubiese seguido encantado.

Temporada 2007/08 en el Mazarrón. 33 partidos, 26 de titular y 3 goles.

Fue una mala temporada puesto que descendimos a Tercera. Fue un caso atípico. Era un equipo hecho para quedar de la mitad de la tabla para arriba. Teníamos una gran plantilla. No se planificaron ni se hicieron bien las cosas.

Temporada 2008/09 en el Conquense. 29 partidos, 21 de titular y 2 goles.

Fue una temporada como otras, como la de Jaén. Jugué bastantes partidos, pero no me mantuve como titular.

Temporada 2009/10 en el Villanovense. 36 partidos, 36 de titular y 21 goles. Coincides con Víctor Marco.  

Fue muy similar a la del Díter Zafra. Volvía de nuevo a casa. Otra vez me volví a sentir importante en un equipo. Tuve un año muy goleador. Prácticamente, todas las ocasiones que tenía entraban por inercia, por la confianza que tienes en ti mismo. A nivel goleador me salió muy bien.

Temporada 2010/11 en el Guadalajara. 43 partidos, 41 de titular y 23 goles, 3 en playoff. Conseguís el ascenso a Segunda. Remontáis en la final al Mirandés en Miranda con gol tuyo a pase de Ernesto y tanto decisivo del propio Ernesto.

Uno de los dos recuerdos más bonitos que tengo en mi carrera es el ascenso a Segunda con el Guadalajara en Miranda de Ebro. Fue una manera de sacar toda la alegría que llevaba dentro después de tantos años jugando en Segunda B. El otro momento bonito fue mi debut en Segunda con el Guadalajara año y medio después. Había dado el paso del Villanovense, que era un equipo para luchar por la permanencia, a uno que buscaba ascender. Fue un paso importante. La temporada del Villanovense fue muy importante en mi carrera porque me relanzó y me permitió aspirar a más.

Temporada 2011/12 en el Cádiz. 29 partidos, 18 como titular y 9 goles. Coincides con David de Coz.

Un año muy bonito para mí aunque no se consiguió el ascenso porque ser jugador del Cádiz tiene una gran importancia. Es una ciudad que vive mucho el fútbol. La gente de Lugo que fue al Carranza sabe del ambiente que tiene. Un club como el Cádiz te hace sentirte muy bien, te hace sentirte futbolista. Fue una pena que no consiguiéramos el ascenso. Me llevo un gran recuerdo de allí para siempre.

¿Qué te había parecido el Lugo en aquella final?

Sobre todo, su manera de jugar con mucha posesión. En la ida, lo pasamos muy mal, muy mal. Corrimos gran parte del partido corriendo detrás del Lugo. En el partido de vuelta fue bastante distinto porque estábamos aupados por la afición. Había un ambiente increíble y los jugadores notábamos ese empuje.

Inicia de la temporada 2012/13 con la Unión Deportiva Logroñés. 13 partidos y 6 de titular.

De mi estancia en Logroño no tengo buenos recuerdos. José Ignacio, el director deportivo, estaba loco por mí. Al entrenador no le convencí y yo no veía el fútbol de la misma manera que él. No encajé muy bien en el club.

Desde el mercado de invierno, en el Guadalajara en Segunda. 16 partidos, 13 goles y 4 goles. Tu primera estancia en Segunda. Cierras la herida, quizás, de no haber continuado tras el ascenso.

Después del ascenso tenía la espina clavada de no haber jugado en Segunda División. En enero contactaron conmigo por si querían que regresara. Fue un momento muy importante en mi vida porque fue debutar en Segunda después de tantos años en Segunda B. Tuve un buen rendimiento. Estaba muy contento allí. De hecho, tenía dos años más de contrato que se fueron al traste por el descenso administrativo.

¿Qué le hace especial y diferente al Lugo respecto a tus anteriores clubes?

La ventaja que tiene es la estabilidad. Tiene un ambiente familiar. La afición no es muy numerosa, pero esos tres mil son bastantes fieles. Se les están dando motivos desde los jugadores, desde el club, desde el terreno de juego para que se enganchen. Agradecemos a esa gente que siempre está dando el callo. 

Image