Skip to main content
Otras

Levante UD 1-0 CD Lugo

Derrota del CD Lugo ante el líder de la categoría por un gol a cero, tras el penalti transformado por Roger

El CD Lugo estrenaba año en el campo del líder de la categoría, el feudo más complicado de La Liga 123 y que auguraba un choque intenso entre dos conjuntos en busca de la continuidad de dos magníficas dinámicas de juego y resultados. Luis César repetía esquema con dos puntas, y armazón de dos líneas con amplia ocupación de espacios en ambas bandas. Arrancaba el choque muy parejo, con los dos equipos tratando de imponer su ritmo y estilo de juego en un comienzo abierto y de opciones repartidas para ambos.

Los albivermellos apretaban muy arriba en un movimiento de presión importante para provocar pérdida cerca del área rival, y optimizando los minutos con balón en cuanto se producía la recuperación. Buen trabajo de construcción en carriles interiores para buscar la ruptura por banda a partir de línea de tres cuartos con las entradas de Pedraza en velocidad. Valiente y ofensivo ante el líder de la categoría, el CD Lugo asumía el protagonismo y la iniciativa en el juego.

Los locales iban a despertar cuando el periodo ya rozaba su ecuador, y lo harían en tres acciones de mucho peligro que la zaga y portero visitantes iban a solventar con gran acierto. Tras un disparo potentísimo de Pedro López que se escapaba por centímetros, sería José Juan quien salvaba el mano a mano con Morales en un disparo desde el corazón del área. Tras ésto, era Marcelo quien intervenía para abortar un remate claro de Roger desde el punto de penalti, logrando salvar la tentativa más clara de los de Muñiz.

La primera mitad seguía igualada y exigente para ambos contendientes, con un Levante UD que crecía por momentos en ambición y llegadas. Fruto de esta dinámica llegaría la ocasión más certera para los azulgranas, en un remate de Roger que se estrellaba en el palo con todo a favor. Periodo de alta intensidad defensiva para los lucenses que conseguían solventar el expediente con nota sin perder su vocación ofensiva hasta el final, ahí sería Caballero quien rozaba el gol en la última oportunidad del acto tras un rechace de Raúl. Todo abierto y por disputarse en una segunda parte que auguraba continuidad en el apasionante duelo.

La segunda mitad prolongaba la situación de ajuste máximo vista en el último tramo de su antecesora. Golpeaba primero el Levante con una buena ocasión de Insa que remataba con velocidad en el segundo palo, aunque enviando su disparo muy desviado sobre el marco de José Juan. Los visitantes trataban de recuperar sensaciones, con un buen trabajo de ocupación de espacios y salida ordenada desde meta.

Un periodo de alta exigencia defensiva para los de Luis César, que solventaban con eficacia las tentativas rivales sobre la meta de José Juan, buscando capitalizar el juego por carriles interiores para romper por los costados a la espalda de laterales. Caballero dejaba su sitio a Iriome y el equipo reforzaba su ataque por banda derecha; precisamente, el extremo sería objeto de caída en el área local a continuación, en una acción discutida que no resolvió en nada punible a juicio del colegiado.

La igualdad en el electrónico iba a romperse a favor de los de Muñiz, tras una caída de Roger en el corazón del área, que el colegiado, esta vez sí, iba a señalar como pena máxima. El mismo delantero iba a transformar la ocasión con un disparo raso y colocado, engañando a José Juan. Luis César resolvía dar entrada entonces a Fede Vico, en su estreno con la zamarra albivermella, para potenciar la línea tras la punta de ataque, y la capacidad asociativa con un balón de oxígeno en la creación. En la misma línea, ingresaba al verde Brayan Perea para sumar el último cartucho en la vanguardia lucense.

En los últimos minutos del partido, el conjunto visitante estiraba líneas sobre campo rival, acumulando efectivos en zonas de remate, y arriesgando en la posición del bloque, netamente ofensiva en busca del empate. Con dos aproximaciones locales, en botas de Lerma y Morales, y una llegada a balón cruzado de los de Luis César que atrapaba Raúl con seguridad, quedaba finiquitado un encuentro de alto voltaje e intensidad que dejó a los lucenses sin premio alguno al final de los noventa minutos.

Image