Primer equipo

Un punto para cerrar la primera vuelta (1-1)

Los albivermellos firman las tablas con el Extremadura UD en un duelo muy disputado

CD Lugo y Extremadura UD se veían las caras en un duelo en el que los dos se jugaban sus respectivas rachas positivas y la escapatoria de los puestos de abajo. Al choque en casa llegaban los de Monteagudo con buen sabor de boca después del empate cosechado en Riazor el día de Reyes pero con numerosas bajas, entre ellas las de última hora de Eduard Campabadal y Luis Ruiz. Por su parte el conjunto de Rodri llegaba tras imponerse con claridad a un Alcorcón que ha sido, hasta el momento, uno de los destacados de la primera vuelta. 

El conjunto albivermello se plantaba sobre el verde con un sistema diferente al habitual, obligado por las ausencias de lesionados y sancionados, con tres defensores y Lazo e Iriome ejerciendo de carrileros. El inicio fue fulgurante, con los de casa intentando asustar e imponer ese ritmo con el que en muchas ocasiones desarbolan a los rivales en casa. Pronto llegó el premio en forma de gol y fue tras un córner peinado por Iriome que encontró el remate de Josete en el segundo palo. Entre Willy y Tienza conseguían evitar el tanto, pero Pita anduvo listo y pescó el rechace para sumar un tanto más en este idilio con el gol que vive esta temporada el capitán.

Los extremeños no se vinieron ni mucho menos abajo y buscaron el empate durante el primer parcia, sin ocasiones claras, robándole el balón a un Lugo que tomaba aire tras el primer arreón. Ese estado duró hasta el descanso, al que se llegó con ventaja de los de Monteagudo.

A la vuelta de vestuarios le caía el primer jarro de agua fría a los locales. Kike Márquez se anticipaba en un centro raso al área pequeña y firmaba las tablas con sólo un minuto disputado. Le tocaba a los albivermellos ponerse el mono de faena de nuevo si querían sacar los tres puntos en el primer partido del año en su casa.

Para empezar, recuperaron la propiedad del balón pero los visitantes con el máximo goleador de la categoría, Enric Gallego, siempre acechaban amenazantes a la contra. La afición del Anxo Carro reclamó un penalti sobre Lazo, pero Figueroa Vázquez no vio contacto en la entrada de Álex Díez al extremo sanluqueño. Después llegaría una mano salvadora de Juan Carlos en la base del poste a un cabezazo de Willy y más tarde el meta alcarreño acabaría dejándose definitivamente la capa de héroe deteniendo un penalti a Enric Gallego. En esta ocasión el colegiado andaluz si vio como punible un forcejeo de Borja San Emeterio con Zarfino de los que se ven por decenas en los encuentros. El gato de Marchamalo, hoy de azul Superman, hizo por mantener el botín de los suyos estirándose a su derecha.

Desde el penalti errado por el Pichichi de LaLiga 1|2|3 el Lugo volvió a esa fase de acoso y derribo, de empujar hacia adelante buscando la victoria. Balones al área y presencia en campo visitante que en esta ocasión fueron insuficientes para sumar el primer triunfo de 2019. Deberán esperar los hombres de Monteagudo que afrontarán el duelo ante el Málaga en La Rosaleda recuperando a varios de los ausentes esta tarde.

Image